Las convenciones verdes o las reuniones verdes son convenciones que se llevan a cabo de manera que minimizan las cargas ambientales impuestas por tales actividades. Los planificadores de eventos ecológicos aplican prácticas preferidas desde el punto de vista ambiental a la gestión de desechos, uso de recursos y energía, viajes y transporte local, selección de instalaciones, ubicación y construcción, provisión y disposición de alimentos, hoteles y alojamiento y decisiones de administración y compras. La práctica se conoce como "greening de eventos" o "gestión de eventos sostenibles".